Historia de la sucesión

Tomado del artículo originalmente publicado por Motobu Naoki, Osaka.

Hoy (11 de septiembre) recibí un correo electrónico relacionado con la muerte de Sōke de Udundi. “Hm, ¿el Sōke (Chōsei Motobu) está bien?”, me pregunté. Mientras seguía leyendo (el correo electrónico), un nombre llamó mi atención. Para efectos de este artículo, llamaré al hombre “Sr. B.” El Sr. B fue un discípulo del “Sr. A”, quien fue expulsado en el pasado por Uehara Sensei. Mi mente comenzó a divagar y pensé “¿cuándo el Sr. B comenzó a atribuirse el título de ‘Sōke’?”

El Sr. A (fallecido) solía ser un próspero y rico empresario; sin embargo, un día comenzó a discutir con un cliente frente a su tienda. En medio de la discusión, el Sr. A sacó una hoz y trató de matar a su cliente. Afortunadamente, la víctima no resultó gravemente herida, pero la noticia del incidente se extendió rápidamente por la ciudad. Como consecuencia, Uehara Sensei expulsó al Sr. A inmediatamente.

Uehara Sensei y los otros discípulos estaban extremadamente mortificados por el incidente. Las artes marciales nunca deben usarse de esa manera. Debido al incidente, Motobu Udundi no pudo participar en el evento de demostración de artes marciales japonesas antiguas en el que originalmente planeaban participar.

Más tarde, escuché que el Sr. A causó otro incidente que resultó en lesiones y, por lo tanto, fue enviado a la cárcel para cumplir una condena.

Ahora, me gustaría contar la historia de cómo nuestro actual Sōke heredó su título de Uehara Sensei y se convirtió en el Sōke de Motobu Undundi.

La historia tiene lugar en mayo de 1976 (año 51 de Showa). Nuestro Sōke actual escuchó de su discípulo, el Sr. K, que un hombre de Okinawa, que decía practicar el estilo de Motobu Ryu, visitaría Kobe para hacer una demostración de artes marciales.

“Me pregunto quién es esta persona. ¿Es uno de los discípulos de mi padre?” Nuestro actual Sōke reflexionó para sí mismo. Finalmente, decidió que tenía que ir a Kobe para conocer al hombre, en la remota posibilidad de que fuera discípulo de su padre. Era el 30 de mayo.

En este momento, Uehara Sensei fue invitado a hacer una demostración de karate en el Campeonato Nacional de Karate de Universidades Nacionales y Públicas que se llevó a cabo en Kobe. En el torneo, él, un hombre mayor de setenta años, pudo derribar fácilmente a su discípulo mucho más grande. Al ver esto, una gran ovación estalló entre la multitud.

Nuestro actual Sōke se acercó y se presentó a Uehara Sensei como el hijo de Chōki Motobu. Uehara Sensei se sorprendió un poco al escuchar esto, y se presentó como el discípulo del hermano de Chōki Motobu, Chōyu Motobu Sensei. “Había estado buscando a alguien de la familia Motobu durante mucho tiempo”, dijo Uehara Sensei.

Uehara Sensei explicó que había estado estudiando el arte de Motobu Udundi para poder transmitirlo algún día, pero desafortunadamente el sucesor de Motobu Udundi, el hijo de Chōyu Sensei, Chōmo, había fallecido. En consecuencia, Uehara Sensei tenía dificultades para encontrar un nuevo sucesor, por lo que, al conocer a Motobu Chōsei (nuestro actual Sōke), inmediatamente le pidió que aceptara la herencia (título de Sōke).

 A decir verdad, nuestro actual Sōke estaba desconcertado por la idea de que alguien que había conocido por primera vez le había ofrecido un título. Comenzó a rechazar cortésmente la oferta, pero fue interrumpido por Uehara Sensei quien dijo: “Debo pasar Motobu Udundi a la Familia Motobu, o no podré mirar a los ojos a Chōyu Sensei en el cielo”. Inspirado por el celo de Uehara Sensei, nuestro actual Sōke cambió de opinión y aceptó la oferta.

Más tarde, visitó Okinawa para asistir a la celebración del cumpleaños 80 de Sensei Uehara. En la fiesta, [el actual Sōke] dijo “en lugar de a mí, ¿no sería mejor que uno de tus discípulos en Okinawa heredara el título de Sōke?” Chōsei Motobu no se sintió bien al heredar el título porque no era un discípulo de Okinawa, sino un extraño.

Al escuchar esto, Uehara Sensei respondió fuertemente: “Es la voluntad de Chōyu Sensei que el estilo se transmita a una persona de la misma sangre. Tú eres el único que puede heredar el título”. Una vez más, Chōsei Motobu aceptó la oferta, debido a la insistencia de Uehara Sensei.

Fue entonces, en la celebración del cumpleaños 88 de Uehara Sensei, frente a los ojos de todos sus discípulos, que Uehara Sensei transmitió la prueba de herencia a Chōsei Motobu, el hombre que ahora es nuestro actual Sōke.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es o0250019513745704974.jpg

Durante este tiempo, Uehara Sensei escribió en una carta: “Pase lo que pase conmigo, con este testamento nadie más que usted puede llamarse a sí mismo Sōke”.

Desafortunadamente, la realidad no era tan simple como lo decía la sencilla declaración de Uehara Sensei; no había límites para el deseo humano.

Cada vez que reflexiono sobre la realidad, pienso para mí mismo que es mejor que el título lo herede alguien que no lo desee en primer lugar. Por eso creo que fue lo mejor que nuestro actual Sōke fuera quien heredó el título.

Fin del artículo originalmente publicado por Motobu Naoki, Osaka.

A propósito, compartimos un recuerdo de nuestro Sensei Enrique Gutiérrez, en uno de los entrenamientos en Okinawa con Uehara Sensei y en el cual también estaba presente Chōsei Sensei, actual Sōke. Para el Sensei Gutiérrez es un honor hacer parte de esta histórica foto en Okinawa.

A continuación se encuentran señalados, de izquierda a derecha: 1) Chōsei Sensei, 2) Uehara Sensei, 3) Gutiérrez Sensei.